Buscar
  • Luz Armillas

Todos comunicamos con otras especies

En mi opinión, vivimos en una sociedad compuesta por individuos que necesitan sentirse únicos y especiales "desde fuera": estamos, en general, necesitados de que alguien considerado maestro de otros nos mire a los ojos y nos diga que tenemos un talento especial, un don que nos hace superiores al resto. El ego nos guía buscando un reconocimiento que no necesitaríamos si supiéramos que nuestro verdadero maestro es nuestro Ser, nuestra esencia. Ésta sí es única y no necesita vacíos halagos para crecer.

A menudo hay gente que se mueve por el mundo espiritual, por llamarlo de alguna forma, desde la necesidad de llenar un vacío que podría no existir si fuéramos conscientes de toda la sabiduría y poder que nos llena desde nuestro propio interior.

Todos podemos comunicar con otras especies tal como todos los animales lo hacen entre sí desde siempre. Todos. De hecho, lo hacemos sin ser conscientes de ello, porque desde niños nos dijeron que diéramos más credibilidad al idioma hablado; nos hablaron también de que el ser humano es superior, de que los animales no son inteligentes, que están por debajo y es por eso que tenemos derecho a dominar todo su mundo, que es el nuestro al fin y al cabo, pero compartido.

Todos comunicamos cuando nos ponemos en coherencia con nuestro corazón. No comunicamos desde la mente; ésta solo nos ayuda a "traducir" los mensajes que llegan de otros seres. Si día tras día escucháramos esa parte animal que muchas veces permanece dormida, captaríamos eso que nos quieren decir nuestros animales y el planeta entero. Pero no solamente comunicaríamos con ellos sino que podríamos ser esponjas del exterior natural y de nuestro interior dormido.

Sería maravilloso sentir lo que somos realmente, ¿verdad?





 

Luz Armillas - Comunicadora entre especies

©2019 por Luz Armillas Comunicadora animal. Imágenes de Rosa Barrena y Wix.com