Buscar
  • Luz Armillas

Ojo de la tierra: el caballo que no quiere ser montado

Existe una tierra, un lugar muy especial que te conecta a toda la Tierra y te sana, donde cada animal y humano juega su papel importante: Bailando con caballos, en Inca, Mallorca.


Hoy quiero contaros acerca de Ojo de la tierra, el caballo que abraza y no quiere ser montado.

En este lugar, cada equino tiene clara su misión y, poco a poco, nos va contando con su voz cuál es, y cuál es la nuestra.


Una tarde, me quedé sola allí, y sentí que Ojo de la tierra quería contarme algo mientras yo iba rascando partes de su bello cuerpo. Él me indicaba dónde, y ahí me ponía yo, con mis manos que se quedaban pequeñas a su lado.

Le pregunté si era verdad lo que su humana, Margarita, sentía: que él no quería ser montado. Ella escucha a cada miembro de su familia/manada para respetar sus deseos. Esa es una máxima allí, en Bailando con caballos.

Y él me contó que sí, que es cierto. Me dijo que él teme que si se deja montar una vez, el ser humano se acostumbre, que cada vez sea más frecuente y que los humanos acaben considerándole un objeto para montar y él pierda su identidad. Me contó que echa de menos que Margarita lea en voz alta a todos los animales del lugar, sentada sobre el tronco de un árbol, y me pidió que le dijera que tenía que nutrir esta tierra con sus propios cuentos. (Comprendo que se lo pida porque el hada Margarita es una gran cuentacuentos). Y me habló de una actividad para que los niños aprendan cuáles son los lugares del cuerpo más sensibles en un caballo, para que puedan acariciar y dar gustito y para que sepan que si esos lugares se estresan, duelen mucho. Que aprendan a ver y a sentir cuándo un animal siente dolor y así, cuando crezcan, no tengan que recordar su conexión con otras especies porque no la hayan perdido.


Ojo de la tierra, el caballo que no quiere ser montado, quiere que le digamos al mundo que su especie no es vehículo, no es un objeto, que sienten cosquillas o dolor, que son seres vivos como nosotros, y que tienen voz. Y así se hará muy pronto, en ese mágico lugar, con el hada Margarita, sus duendes humanos y los animales que quieren hablar a la tierra entera.





 

LUZ ANIMAL

Formulario de suscripción

+34 - 622013080

  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn

©2019 por Luz Armillas.