top of page
Dunas del desierto
Dunas del desierto
Buscar
  • Foto del escritorLuz Armillas

Acompañar e integrar que la muerte no es un final

El miedo a morir y el miedo a que un ser querido, sea de la especie que sea, muera, es uno de los mayores temores que existen en el ser humano, no así en el resto de las especies. ¿Por qué? Porque el ser humano teme que sea el final de todo, tiene miedo de no volver a sentir a ese ser que ha fallecido, pero las demás especies saben que esta parte es solo un cambio de estado.


Aunque desde muy joven este tema ha llamado mi atención de muchas formas, fue a partir de empezar a comunicarme conscientemente con animales, plantas, insectos, todo tipo de seres sutiles y conocimiento universal, que integré que la muerte no es el final de nada sino tan solo un alma que abandona un cuerpo físico, como el fin de un viaje corto dentro de una existencia infinita.

Así de simple, así de hermoso y transformador.


He acompañado a muchos animales en su etapa final de vida física, y a sus compañeros humanos para que comprendieran, respetaran el proceso y se sintieran sostenidos en esta pérdida, pues suele ser algo que por gran parte de la sociedad no se comprende. Y siempre ha sido diferente, con un punto en común: ningún animal ha hablado de final sino de continuación en la existencia de su alma. Y eso ha ayudado a sus humanos a integrar este final físico y a elaborar un duelo mucho más consciente que si no hubieran escuchado a su amado compañero animal.


Por eso decidí impartir la formación Compañeros en la muerte animal, que no solo está enfocada al acompañamiento consciente sino que invita a reflexionar profundamente en cómo percibimos nuestra muerte, cómo vivimos la muerte del otro y cómo el vínculo continúa, ya que podemos seguir en conexión/comunicación consciente con esa alma que ha desencarnado.


Esta formación acompaña al que quiera hacerla a vencer miedos, estructuras mentales, creencias limitantes, porque el alma no teme a la muerte y es necesario escuchar su voz, que es la verdadera voz de lo que somos. El alma sabe que forma parte de todo y el amor no se acaba sino que se transforma.


La mejor manera de vencer el miedo es asumir que se siente y, aún así, seguir profundizando en nuestro verdadero ser. Ser valiente no significa no tener miedo sino seguir caminando a pesar de él, como alguien dijo una vez.


En Mayo empezaremos la edición de este curso, cuyo contenido e información puedes ver aquí: https://www.luz-animal.com/compa%C3%B1eros-en-la-muerte-animal


Aún quedan algunas plazas. Te aseguro que si te apuntas a esta aventura, no saldrás de ella tal como entraste.


Un abrazo,

Luz Armillas

Chamana esencial




Comments


bottom of page