Pantano del agujero.jpg

Luz Armillas
Chamana

¡Hola!

 

quisiera contarte un poco sobre mí. Me llamo Luz y fui una de esas niñas que conectaba mucho mejor con animales que con humanos. Sentía fascinación por ellos y por la naturaleza así que creo que estaba bastante claro que acabaría dedicándome a algo relacionado con estos temas.

Después de formarme en varias disciplinas y de casi diez años como lectora de Registros akáshicos, mi camino de vida tomó un rumbo decisivo cuando descubrí la comunicación entre especies. Fue como si una pieza fundamental encajara para poder desarrollar todos los talentos con los que la vida me sigue sorprendiendo.

Ellos me han traído hasta aquí.

Soy chamana: conecto con el todo, con los seres vivos y trascendidos, con el espíritu de cada ser y con los cinco elementos. Conecto con seres de otras dimensiones, con mis guías que han sido y siguen siendo fundamentales en mi desarrollo, y con los guías y maestros de otros seres vivos. Viajo por otros mundos para seguir aportando la luz que todos necesitamos y para poder sacar a la luz la sabiduría de cada humano que se acerca a mis formaciones.
Realizo sanaciones de varios tipos, siempre desde el respeto hacia el camino del otro y con la ayuda de todos los seres evolucionados (ángeles, animales de poder, ancestros).

Voy plantando semillas a través de mis formaciones en la Escuela Luz Animal para que otros puedan descubrir sus propias herramientas, desarrollarlas y cumplir el propósito de su vida aquí, su propio cometido. Al fin y al cabo, somos una red de seres que deben colaborar juntos.

 

Me apasiona mi trabajo porque mi trabajo soy yo misma. Aprendo cada día y fluyo con la vida, siempre acompañada de mi manada de animales, seres humanos queridos y Seres de luz evolucionados que me guían y protegen.

Gracias por vuestra confianza y presencia y por vuestras ganas de seguir creciendo.

Tatuaje Taa-má y A-má_edited.jpg