©2019 por Luz Armillas Comunicadora animal. Imágenes de Rosa Barrena y Wix.com

luz%20luz_edited.jpg

Historias reales

Esta parte de la página se la dedico, con total agradecimiento, a las personas que confiaron en mí y a los seres que comunicaron y comunican conmigo. Cada experiencia es única y nunca dejamos de aprender. 
¡Gracias con todo mi ser, amigos!

(Todos los responsables han dado su autorización para publicar estos casos reales).

 

Elena acudió a mí porque quería perguntar a Bongo por sus miedos. Él respondió: "Estoy bien, solo son sustos. No me gustan los ruidos fuertes. Yo solo necesito que ella se siente a mi lado y me acompañe, que me acepte tal como soy".

Elena y Bongo

Alana es una galga rescatada por la Asociación Amigogalgo, en Cádiz. La encontraron a punto de morir pero nadie sabe su historia. Mi pareja y yo la adoptamos y un día, en una comunicación con ella, me transmitió la imagen de un lugar cerrado, frío y húmedo, con el suelo de barro, sucio, donde había una perra con cachorros. Después me dijo que tenía tanta hambre que salió a buscar comida pero nadie la buscó y se perdió.

Alana

Humphrey y Dalí conviven juntos con su responsable, Gloria. Ella me pidió que le preguntara qué motivo había para que Humphrey hiciera pis fuera de su cajón de arena, a lo que él respondió que se sentía incómodo porque olía al otro gato y a él le gustaría que oliera diferente. Pidió claramente que su humana pusiera flores frescas de lavanda en la arena.

Humphrey

Vicky, la humana de Bru, me pidió una comunicación para preguntarle, entre otras cuestiones, si cuando llegaba a casa su mirada especial significaba algo. Bru me respondió con mucha solemnidad: "La observo para saber cómo está. Me alegra que vuelva. Tengo que cuidarla porque somos una familia".

Bru y Vicky

Nala es muy activa. Le encanta jugar, correr y estar presente en cada actividad del hogar, con la familia. Le pregunté por qué se ponía tan nerviosa cuando nos preparábamos para dar un paseo a lo que respondió: "es emocionante salir a pasear todos juntos, me encanta".
A veces interpretamos cómo se siente el animal pero una vez más se hace necesario preguntarle a él directamente para conocer su verdadero estado de ánimo.

Nala

Su responsable acudió para saber por qué desde hacía unas semanas Kira se comportaba de una manera diferente con otros perros, incluso con su compañera canina recién  adoptada. Ella comentó que estaba muy molesta porque nadie le había consultado si le parecía bien incorporar un nuevo miembro a la familia. 

Kira

Nepal es un ser alegre, entusiasta, feliz. Le encanta divertirse y divertir a los demás. Su responsable, Iván, quiso saber si le gusta la casa donde ambos conviven, a lo que ella respondió: "Si. Mi casa es donde está papi. Con él hay casa"

Nepal

La responsable de Canelo solicitó una consulta porque en las últimas semanas, él emitía unos sonidos diferentes. Después de descartar que fuera un tema veterinario, hice una comunicación con él y pude ver una acumulación de ansiedad en el estómago. Después de la comunicación su responsable me confirmó que estaba pasando por muchos cambios a nivel personal y ella misma sentía cierta ansiedad.
Son muchos los casos en los que los animales perciben las emociones de sus humanos. Ellos son como esponjas y a veces son sus reacciones las que nos hacen caer en la cuenta de que necesitamos poner remedio en nosotros mismos.

Canelo

Apoll es un animal cariñoso y juguetón. Es grande y ladra a los perros más pequeños cuando sale a pasear. Su responsable quería saber el motivo de este comportamiento. Él me explicó lo siguiente: "Quiero jugar pero les asusto. Los humanos no me dejan llegar hasta ellos para jugar. Los humanos caminan con cara de miedo cuando pasean a sus perros y yo solo quiero saludar".

Apoll

Bimba es una gata equilibrada que agradece el respeto de su espacio. Ve a su responsable humana como a un igual con quien se siente querida y comprendida. Ella ha dejado muy claro que eligió a su "madre gata grande" y ahora se siente en el hogar de ambas.
Qué importante es saber y sentir que ellos nos entienden, respetarlos, explicarles nuestros motivos y hacerlos parte de la familia.

Bimba

Calimero es un gato muy especial. Falleció en casa, rodeado de amor y una sincera despedida. Sus responsables me contactaron porque ellas lo sienten cerca, como si siguiera ahí con ellas. Después de comunicar con él, nos explicó que había elegido quedarse un tiempo para enseñarles, como guía en el camino de ambas. 
No ocurre en todos los casos, debemos respetar la evolución de cada animal en su marcha.

Calimero

Nic es un gato que sabe lo que quiere, para qué ha venido a la vida, lo que le gusta y lo que no. Gina, su humana, me pidió que le hiciera varias preguntas para conocerlo mejor y para que fuera lo más feliz posible. Se preguntaba, en otras cosas, por qué Nic  nunca busca el contacto físico. Él contestó: "La gente me da chispas, electricidad. Es muy incómodo. Soy sensible. Para mí es muy desagradable y puede ser doloroso a veces. No puedo cambiarlo, soy así pero sé querer de lejos, no necesito tocar".

Nic

Betty es una ninfa muy divertida a la que le gusta observar posada en mi hombro. Un día, le pregunte acerca de su nombre ya que no sabía si le gustaba y ella, a modo de respuesta, me mostró la imagen de cuando yo le daba de comer papilla cuando casi no tenía plumas. 
No es la primera vez que me encuentro con un animal que te muestra el amor que siente a través de su nombre de esta forma tan tierna y clara.
Gracias, maravillosa Betty.

Betty

Los responsables de Odyss querían saber por qué últimamente él ladra más que de costumbre. Esta fue su respuesta: “Quiero hacerme entender pero no escucháis. Los humanos no oís, solo creéis a vuestra mente calculadora. Grito para que os deis cuenta del momento. Dejad de pensar. Atended el presente. Oigo vuestros ruidos mentales y me aturden. Pasead y solo pasead; comed y solo comed. ¡Ladrad conmigo! Es la vida”

Odyss