Historias reales

En esta sección, dedicada con total agradecimiento a las personas que confiaron en mí y a los seres que comunicaron y comunican conmigo, reúno fragmentos de comunicaciones. Sería imposible compartir toda la información recabada en mi experiencia pero quise mostrar algunos ejemplos enriquecedores para todos los humanos. Además, creo que es buena idea tener una muestra para aquellos que no sepan, en un principio, qué o cómo preguntar a su animal.

Cada experiencia es única y nunca dejamos de aprender. 
¡Gracias con todo mi ser, amigos!

(Todos los responsables han dado su autorización para publicar estos casos reales).

 
 

¿Qué puede hacer tu responsable cuando tienes miedo?: "Estoy bien, solo son sustos. No me gustan los ruidos fuertes. Yo solo necesito que ella se siente a mi lado y me acompañe, que me acepte tal como soy".

Bongo

¿Por qué haces pis fuera de tu arenero? Él respondió que se sentía incómodo porque olía al otro gato y a él le gustaría que oliera diferente. Pidió claramente que su humana pusiera flores frescas de lavanda en la arena.

Humphrey 

¿Por qué miras a tu responsable de esa forma cuando llegas a casa? "La observo para saber cómo está. Me alegra que vuelva. Tengo que cuidarla porque somos una familia".

Bru 

¿Por qué te pones tan nerviosa cuando vamos al campo? "Es emocionante salir a pasear todos juntos, me encanta".
A veces interpretamos cómo se siente el animal pero una vez más se hace necesario preguntarle a él directamente para conocer su verdadero estado de ánimo

Nala

Su responsable acudió para saber por qué desde hacía unas semanas Kira se comportaba de una manera diferente con otros perros, incluso con su compañera canina recién  adoptada. Ella comentó que estaba muy molesta porque nadie le había consultado si le parecía bien incorporar un nuevo miembro a la familia.

Kira

¿Te gusta la casa donde vives con tu responsable "Si. Mi casa es donde está papi. Con él hay casa"

Nepal 

La responsable de Canelo solicitó una consulta porque en las últimas semanas, él emitía unos sonidos diferentes. Después de descartar que fuera un tema veterinario, hice una comunicación con él y pude ver una acumulación de ansiedad en el estómago. Después de la comunicación su responsable me confirmó que estaba pasando por muchos cambios a nivel personal y ella misma sentía cierta ansiedad.
Son muchos los casos en los que los animales perciben las emociones de sus humanos. Ellos son como esponjas y a veces son sus reacciones las que nos hacen caer en la cuenta de que necesitamos poner remedio en nosotros mismos.

Canelo 

Apoll es un animal cariñoso y juguetón. Es grande y ladra a los perros más pequeños cuando sale a pasear. Su responsable quería saber el motivo de este comportamiento. Él me explicó lo siguiente: "Quiero jugar pero les asusto. Los humanos no me dejan llegar hasta ellos para jugar. Los humanos caminan con cara de miedo cuando pasean a sus perros y yo solo quiero saludar".

Apoll 

Bimba es una gata equilibrada que agradece el respeto de su espacio. Ve a Jero, su responsable humana, como a un igual con quien se siente querida y comprendida. Ella ha dejado muy claro que eligió a su "madre gata grande" y ahora se siente en el hogar de ambas.
Qué importante es saber y sentir que ellos nos entienden, respetarlos, explicarles nuestros motivos y hacerlos parte de la familia

Bimba 

Calimero es un gato muy especial. Falleció en casa, rodeado de amor y una sincera despedida. Sus responsables me contactaron porque ellas lo sienten cerca, como si siguiera ahí con ellas. Después de comunicar con él, nos explicó que había elegido quedarse un tiempo para enseñarles, como guía en el camino de ambas. 

Calimero 

¿Por qué nunca buscas el contacto físico? "La gente me da chispas, electricidad. Es muy incómodo. Soy sensible. Para mí es muy desagradable y puede ser doloroso a veces. No puedo cambiarlo, soy así pero sé querer de lejos, no necesito tocar".

Nic 

Betty es una ninfa muy divertida a la que le gusta observar posada en mi hombro. Un día, le pregunte acerca de su nombre ya que no sabía si le gustaba y ella, a modo de respuesta, me mostró la imagen de cuando yo le daba de comer papilla cuando casi no tenía plumas. 
No es la primera vez que me encuentro con un animal que te muestra el amor que siente a través de su nombre de esta forma tan tierna y clara.
Gracias, maravillosa Betty.

Betty Pomelo

Los responsables de Odyss querían saber por qué últimamente él ladra más que de costumbre. Esta fue su respuesta: “Quiero hacerme entender pero no escucháis. Los humanos no oís, solo creéis a vuestra mente calculadora. Grito para que os deis cuenta del momento. Dejad de pensar. Atended el presente. Oigo vuestros ruidos mentales y me aturden. Pasead y solo pasead; comed y solo comed. ¡Ladrad conmigo! Es la vida”

Odyss 

Gaia y su humana, Myriam, tienen un vínculo sólido y muy especial. Gaia tiene ya trece años y entre otras dolencias, ha perdido visión. Su maravillosa humana me pidió una comunicación con ella para saber cómo se encuentra y qué pueden hacer los miembros de la familia para que ella se sienta lo mejor posible. Comparto un par de frases suyas que tienen mucho que enseñarnos: "A veces siento dolor en el cuerpo pero es que mi cuerpo es viejo. Sin vista huelo mejor el aire. Solo soy vieja pero mi corazón sigue latiendo por la vida. La vida es como un vuelo de mariposa".

Gaia 

Mimo convive con sus humanos, Agustín y Olga, y dos felinos más. Ellos tres se ven a si mismos como los gatitos de una camada en la que sus dos humanos son sus padres.
Él llegó a casa después de que Agustín, uno de los responsables, soñara con una gata con la pata izquierda delantera amputada. Al día siguiente, la pareja vio su foto en las redes sociales: un gato con la pata izquierda delantera amputada. 

Pregunté a Mimo sobre este hecho a lo que me respondió que había venido para ser cuidado por Agustín y a enseñarle a sacar ciertas cualidades de sí mismo. Me mostró la imagen de muchas estrellas brillantes saliendo del corazón de Agustín.

Mimo 

Momo es mi amado gato. Es cariñoso, muy tranquilo desde pequeño. Se suele colocar, por la noche mientras estamos en el sofá, encima de algún miembro de la familia. Desde que empecé a comunicar con los animales, he observado que Momo, cuando sabe que quiero preguntarle algo, me mira fijamente. Un día le pregunté qué es la vida y su respuesta fue la imagen de un planeta dentro de otro, que a su vez estaba dentro de otro, y así sucesivamente.

Los mensajes de Momo