top of page
Luz Abril 2024_edited.jpg
Image-place-SQ.png

Soy Luz Armillas,  chamana esencial.

Desde niña he sentido una profunda conexión con los animales. Como adulta, fui consciente de que la sensibilidad y el ver más allá, observar las emociones que otros seres humanos estaban experimentando, sus almas,  me mostró un mundo nada fácil de transitar para un niño.

He acompañado a muchos humanos y miembros de otras especies a través de sesiones, accediendo a la memoria de sus almas o siendo la comunicadora consciente que les facilitaba la conexión con seres físicos y sutiles del Universo para recibir su conocimiento. He comunicado con otras especies, ayudando así a la armonía entre humanos y el resto de la naturaleza con la que convivimos en este vivo planeta.

He ido siguiendo la brújula del corazón, algo que requiere ir venciendo mis propias creencias limitantes y las que son impuestas por la sociedad humana mental. Siguiendo los anhelos de mi alma, sentí que había que ir más allá para sostener y guiar a otros humanos en su búsqueda de la conexión propia con todo lo que existe. Siento que es necesario crear espacios amorosos, comprensivos y que respeten el ritmo de cada uno y validen cada paso dado en coherencia con sus almas.

 

Mi propósito es acompañar a cualquier ser que quiera reconectar con su corazón para recuperar sus capacidades innatas, que pueda percibir la voz de todo el universo y de todas sus formas de existencia. Somos guerreros de corazón, creamos el camino desde ahí.

Me apasiona mi trabajo porque mi trabajo soy yo misma. Aprendo cada día y fluyo con la vida, conecto con todas las formas de existencia físicas y sutiles, me escucho y percibo al Universo en su totalidad para seguir caminando y acompañando a otros.

Mi labor es continuar mostrando al ser humano que su corazón es libre, que todos nacemos con las mismas capacidades y que el chamanismo esencial es una vuelta al origen, a la sabiduría ancestral pura, cuando la mente del ser humano no había aún desvirtuado la esencia.

Y, mientras cada humano toma conciencia de todas sus capacidades, sirvo como nexo de unión entre seres que necesitan comunicarse. A través de formaciones, retiros presenciales y otras actividades, seguiré rompiendo creencias limitantes, mostrando a cada humano que así lo quiera que su alma es libre y que puede percibirlo todo.


Ahora, siendo consciente de que formo parte de la inmensa red universal, colaboro con todo lo que existe y ellos colaboran conmigo para que podamos llevar todos a cabo nuestro propósito álmico y sigamos aprendiendo siempre.
Gracias por vuestra confianza y presencia y por vuestras ganas de seguir creciendo.

bottom of page